¿Será la invasión rusa de Ucrania el preámbulo de una tercera guerra mundial? | Opinión

https://www.elnuevoherald.com/noticias/article258728973.html

Read more at: https://www.elnuevoherald.com/opinion-es/article258741053.html#storylink=cpy

Los planes ulteriores del exagente de la KGB soviética, Vladimir Putin, actual presidente ruso, nadie los puede predecir ni adivinar. Lo intentan expertos politólogos, eruditos sobre el comportamiento del aspirante a emperador con ansias desmedidas de restaurar el imperio de la Gran Madre Rusia.

Inútil, varios jefes de Estado y altos funcionarios participantes en la Conferencia de Seguridad de Múnich, celebrada el pasado fin de semana, lo han afirmado de una u otra forma: no saben cuál es su agenda a largo plazo, aunque por sus palabras nostálgicas del desplome de la Unión Soviética podemos deducir que desea que volvieran a formar parte de Rusia. Ha calificado el hecho como que “la desaparición de la Unión Soviética es la mayor tragedia mundial del siglo XX”.

¿Qué persigue Putin? Sabemos que no quiere que Ucrania se haga miembro de la OTAN, ni que la OTAN tenga presencia en Europa del Este, que se eliminen todos los misiles colocados en los países de esa organización internacional que están a corta distancia de golpear a Rusia y quiere incorporar a su país la parte este de Ucrania, como hizo con Crimea. Pero con su actitud amenazante, ha logrado lo contrario: Ucrania, que no consideraba formar parte de la OTAN ahora lo pide a nivel nacional en amplia mayoría.

En el momento que escribo este análisis, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas está reunido y en una sola voz le pide a Putin que detenga la invasión. Pero sabemos que la toma de Ucrania es inminente. El hecho es de inmensas proporciones globales.

El pequeño eslavo en estos instantes ha de sentirse inmenso, teniendo al mundo en vilo. Placer, puro placer putinesco, que roza con la revancha por su pequeñez más humana que física: ciudades bombardeadas, millones de refugiados, cientos de miles de muertos.

Mucho se ha dicho y escrito sobre sus planes de anexarse a Ucrania —país de 42 millones de habitantes— y las devastadoras consecuencias que ese acto le traerá. ¿Alguien duda de que el conflicto puede escalar a una guerra nuclear? Yo no la tengo, las guerras se saben cómo y dónde comienzan, pero no cómo ni dónde terminan. Pasemos a ciertas conjeturas que considero bien fundadas.

▪ Ucrania puede ser el primer bocado. Pero el apetito no queda satisfecho. Los países bálticos y Polonia pueden ser la próxima mordida. Invadirlos, así como a Georgia, República Checa, Eslovaquia, Hungría, Rumanía, sería un logro maravilloso para él, nostálgico de la Cortina de Hierro que existió como bloque de defensa ante la OTAN durante el Imperio Soviético y la Guerra Fría. Pero esto no podría suceder, porque esos países de Europa del Este ahora son miembros de la OTAN, y Rusia sería atacada de inmediato. Entonces, ¿qué duda cabe que entremos de lleno en una Guerra Mundial?

▪ Hasta hace muy poco, la seria amenaza de la toma de Ucrania por parte de Rusia pensé que podría no ser más que un plan bien trazado de Putin para negociar gran parte de América Latina, y de esa forma ampliar y ejercer su poder en una nueva esfera de influencia en territorio muy cercano a Estados Unidos. Los mejores restaurantes de Miami Haz una búsqueda por barrio y por el tipo de comida que te apetezca LEER MÁS Por tanto, dando y dando: No invade a Ucrania, y a cambio la Gran Madre Rusia se extiende militar y económicamente hacia Cuba, Venezuela, Nicaragua, y posiblemente otros países. Territorios peligrosamente cercanos a Estados Unidos.

▪ Vladimir Putin, rabioso ante las sanciones que le ha impuesto Estados Unidos decide dar un paso de una trascendencia terrible: intenta derribar nuestra red eléctrica (grid), que es la generadora de electricidad en todo el país, la transmite y distribuye. Buscaría la impotencia de Estados Unidos al dejarlo a oscuras y sin un sistema de redes de comunicación y ejecución nacionales. Sabemos que somos vulnerables, pero que se ha estado trabajando intensamente en este campo, por tanto es poco probable que Rusia triunfe. Sin embargo, si el mandatario del Kremlin decide atacar cibernéticamente a Estados Unidos habremos entrado en una guerra nueva, tremendamente impredecible y que el temido botón nuclear sea el que, finalmente, se toque con fuerza.

Read more at: https://www.elnuevoherald.com/opinion-es/article258741053.html#storylink=cpy

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.