El VII Congreso del PCC y el Proyecto Varela

 

1374606213_oswaldo_paya

El 24 de marzo, Jueves Santo, Oswaldo Payá debe de haber impulsado desde el cielo a su hija, Rosa María Payá, para convencer a Rosa M. Rodríguez Gil, coordinadora del Movimiento Cristiano Liberación (MCL) –fundado por Payá en 1988– en La Habana, para que entregara en la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) una caja con 10,000 firmas de ciudadanos apoyando el Proyecto Varela. El pedido tomó de sorpresa a Rodríguez, porque desde hacía años esas firmas permanecían escondidas y el MCL no tenía planes de entregarlas.

Después de la trágica muerte de Payá y Harold Cepero, miembro también del MCL y asesinado junto a Payá el 22 de julio de 2012, hubo una conmoción en el movimiento. Ofelia Acevedo, viuda de Payá, y sus tres hijos se refugiaron en Miami por las amenazas de muerte de que eran víctimas por la Seguridad del Estado. Ofelia y Rosa María ya no pertenecen al MCL. Carlos Payá, hermano de Oswaldo, siguió siendo el representante en España y miembro de su Secretariado Ejecutivo. Eduardo Cardet es ahora el coordinador nacional de MCL.

Rosa M. Rodríguez le dijo el lunes a Luis Felipe Rojas en su programa radial Contacto Cuba, que transmite Radio Martí, que el urgente pedido de Rosa María Payá –“Aquí tengo las firmas”, le dijo, “¿te atreves a entregarlas?”– que sólo le dio tiempo a enviarle un email a Carlos Payá informándole de lo que iba a hacer. Siguió la apremiante necesidad de Rosa María Payá, que había llegado a Cuba esa Semana Santa para visitar la tumba de su padre y por lo visto, hacer que se presentaran las 10,000 firmas del Proyecto Varela.

No es la primera vez que regresa a Cuba Rosa María, entregada con una determinación y entereza admirables a la lucha y los ideales por los que vivió y murió su padre. Fundó recientemente Cuba Decide, “una iniciativa ciudadana que coordina los esfuerzos de quienes participan en la campaña por la realización de un Plebiscito Vinculante… A favor de elecciones libres, plurales y justas en la isla…” Precisamente este miércoles, Cuba Decide hizo entrega a Esteban Lazo, presidente de la ANPP, de una carta en la que la que le informan de la entrega de las 10,000 firmas del Proyecto Varela en la Asamblea.

La creación del primer y mejor plan de transición pacífica hacia la democracia en Cuba es este proyecto de leyes ideado por Oswaldo Payá. Basándose en el artículo 88 (g) de la constitución cubana, que permite a los ciudadanos proponer leyes si 10,000 electores registrados presentan sus firmas a favor de una propuesta, el Proyecto Varela propone que haya el derecho a la libre expresión y a la libre asociación, una amnistía de todos los presos políticos, el derecho de los cubanos a formar empresas privadas, una nueva ley electoral, y que se celebre un referendo.

El esfuerzo y la tenacidad de los hombres y mujeres del MCL que bajo una brutal persecución se dedicaron a recopilar firmas por todo el país fue épico. Cada ciudadano que apoyaba el Proyecto Varela, además de firmarlo, ponía su dirección, teléfono y número del carnet de identidad. No tenían miedo, y el régimen lo supo. De ahí el terror que los Castro le tuvieron a los promotores y firmantes del proyecto y que Payá terminara siendo asesinado. No dudo que fue el mismo Fidel Castro quien dio la orden.

El trabajo dio frutos abundantes: en 2002 Payá, Regis Iglesias, Tony Díaz y otros del MCL presentaron ante la Asamblea Nacional del Poder Popular 11,000 firmas y en 2003 otras 14,000. En respuesta a este pedido constitucional, ese mismo año Fidel Castro condenó a presidio a 74 hombres y una mujer –Martha Beatriz Roque, una de las firmantes del documento La Patria es de Todos, de 1997, un análisis sobre el Quinto Congreso del Partido Comunista Cubano de ese año por el que fue juzgada y condenada a tres años y medio de presidio–.

Estos presos políticos de la Primavera Negra de 2003 se llegaron a conocer como “el grupo de los 75”, la mayoría eran promotores del Proyecto Varela.

La Asamblea Nacional tiene en su poder 35,000 firmas de ciudadanos cubanos solicitando cambios legales en el sistema de gobierno, pero este no les ha contestado.

¿No deberían incluirse el Proyecto Varela y el Referendo Vinculante que solicita Cuba Decide en los temas del VII Congreso del Partido Comunista Cubano?

Esa sería la respuesta a todos los problemas de la nación: implementar los cambios que piden los ciudadanos y seguir adelante y con mayor rapidez las relaciones diplomáticas y comerciales con Estados Unidos.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.