Mi reconstrucción

 

images

Al fin comienzo hoy el programa para ponerme en forma con Healthways Silver Sneakers, ejercicios de varios tipos diseñados para personas mayores –es gratis para todos los que pasan de 65 años– que fortalecen los músculos y se pierde peso. Lo de perder peso ya lo tengo arreglado con algo más drástico que dietas y aeróbicos, máqinas de todo tipo, etc., eso lo he probado varias veces y de nada ha servido porque no he sido constante, principalmente por mi estado de ansiedad que me llevó por un período de tres a cuatro años a ganar una cantidad de peso absolutamente escandalosa, comiendo a deshoras helados, galleticas y todo lo prohibido. Pienso que derivé cierto placer en desfigurarme, hoy peso 220 libras con 5’2″ de altura, ya se podrán imaginar. Algo muy deprimente delante de un espejo y haciéndome presente ante la gente. Sé que eso no debería de importarme –cómo la gente me ve de gorda–, y no me importa en exceso, pero me hace sentir muy mal, tan mal que ya no lo soporto (talla 20 de pantalones 2X de blusas). El asunto grave es la salud. Me hicieron ultrasonidos por todas partes. Tengo el hígado y el páncreas con grasa, estoy en el borderline de la diabetes, padezco de apnea del sueño, y en cualquier momento me puede dar un infarto. De hecho en dos electros (EKG/s) aparece que ya me dio uno, pero mi cardiólogo me realizó los consecuentes estrés tests y ecocardiograma y no tengo nada. Me dijo que no me había dado nunca un  ataque al corazón.

Bien pues el método más drástico, y del cual ya escribí hace como un año es que me voy a hacer la cirugía bariátrica ahora a finales de agosto. Me he demorado tanto porque le cogí pavor a la operación después de haber ido al cirujano y de haber escuchado la conferencia inicial que comienza el largo proceso que culmina con la operación, en el que te muestran un vídeo de distintos tipos de cirugías para perder peso. Lo fui dejando por miedo, pero se acabó el miedo. Más debo temer las consecuencias de esta obesidad mórbida que ya de por sí está catalogada como una enfermedad peligrosa.

Así pues, queridos amigos, a finales de agosto me opero y los ejercicios para la piel sobrante, que luce horrible, porque bajas de peso, ¿pero y la piel?, los empiezo desde hoy y continúo después de la extracción del 80% de mi estómago y una pequeña parte del intestino que absorbe lo que engorda. Ahora, bicicleta, aeróbicos, pesas, Tai-Chi-, Yoga, caminar y el clásico Silver Sneakers que se extiende por una hora, sudas y no hay duda que es muy efectivo.

Es un buen día por todo lo dicho y porque mi brújula interior de supervivencia de dijo que me apartara de toda ocasión de peligro, y tomé la decisión –que llevaré a cabo con disciplina, espero– de cortar por lo sano con la persona que me atrae poderosamente y con la cual no puede haber ninguna relación posible, aunque ella, que ha de estar más loca que yo, ha dado muestras muy claras de sentir algo por mí. Porque estoy consciente de que no le puedo gustar a nadie. Pero parece que me equivoqué, a lo mejor vio más allá de mi cuerpo físico. Bueno, digamos que no soy fea, conservo algo de mi atractivo juvenil, pero estoy obesa. ¿Qué vería o ve en mí? Ni idea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.